• La cebada, una aliada a la hora de reducir tu colesterol

    Incluir cebada en nuestra dieta puede reducir hasta un 10% nuestros niveles de colesterol, según un estudio realizado por el el Departamento de Medicina de Familia y Salud Comunitaria de la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota (EE.UU.).

    La cebada es el quinto cereal más cultivado en el mundo y es un alimento esencial en nuestra dieta si tenemos colesterol elevado. Más conocida por ser el principal componente de la cerveza, la cebada tiene un alto contenido de fibra. Concretamente, este cereal, junto con la avena, contiene un tipo de fibra soluble, el betaglucano, que resulta muy eficaz en la reducción del colesterol LDL o “malo”.

    Beneficios de la cebada para reducir el colesterol

    Gracias a su alto contenido en fibra, la cebada estimula la eliminación de colesterol LDL o “malo”, ya que la fibra absorbe este tipo de grasa.

    Asimismo, por su alto contenido en fibra, también es importante para regular el tránsito intestinal y ayudar a eliminar las toxinas acumuladas en los intestinos.

    La cebada contiene 14,8g de fibra cada 100g así como vitamina A, C, D, E, B12 y folato.

    Incorporar cebada en nuestra dieta diaria mejora nuestra salud cardiovascular, disminuyendo así posibles enfermedades y mejorando nuestra calidad de vida.

     

    ¿Cómo tomar cebada?

    • Copos de cebada: ideales para desayunar acompañados con leche, yogur o zumo.
    • Harina de cebada: con ella se pueden elaborar deliciosas galletas, bizcochos o panes.
    • Grano de cebada: hiérvelos y haz una sabrosa sopa con verduras.
    • Grano integral de cebada: cuécelos y añádelos a tus ensaladas o como acompañamientos a tus pescados y carnes.